Ciencia y Religión: Las formas son una prisión (Parte 6/7)

– Las Formas son la prisión perfecta

Naciones, países y pueblos, tal como los seres humanos, nacen, crece, envejecen y mueren, dejando camino a otros. Todos siguen el mismo patrón, entregando los dones especiales y tesoros que tienen que dar, y luego se desvanecen. Es como si tuvieran que irse a descansar y, tras un tiempo, reaparecen y producen nuevos tesoro. La historia nos muestra que este es el destino no sólo de las naciones sino también de las religiones: un período de rápido crecimiento lleva a una abundancia de frutos espirituales y una expansión de su influencia, luego alcanza su cima y casi inmediatamente, comienza a cristalizarse y perder la clave de la vida.

Incluso los Misterios, incluso los grandes templos del antiguo Egipto, que una vez poseyeron las llaves del conocimiento y el poder… ¿Dónde están hoy? ¿Dónde están todos esos hierofantes? ¿Qué ha sido de toda esa ciencia? Todos han tenido que someterse a las invariables leyes de la vida.

Cada forma, esto es, cada objeto o ser viviente nacido en este mundo, está obligado a morir y hacer su camino a otros. Sólo el espíritu no tiene fin, pues no tiene comienzo; y el espíritu se encarna continuamente en nuevas formas. Dios no ha entregado el don de la eternidad a la forma: la forma es frágil y de corta vida, no puede soportar el asalto del tiempo. Sólo el principio, el espíritu que pertenece al mundo divino, es indestructible y eterno.

 

science & religion

Todos quienes dan prioridad a los principios, pertenecen a la Fraternidad. No a la Fraternidad aquí, en la tierra, sino a la gran Fraternidad Blanca Universal, que incluye a todas las criaturas luminosas en el universo. El rol de la Fraternidad en el mundo es sencillamente entregar a estos seres perfectos, sublimes, los medios y posibilidades de acción, de modo que el Reino de Dios se pueda establecer en la tierra. Es bastante posible que ellos incluso no sepan de nuestra existencia, pero eso no importa.

Es la pereza la que hace que las personas se aferren a las formas. Ha pasado mucho desde que dejaron de trabajar en el nivel espiritual, por lo que se dedican a exhibir sólo las formas. Miren a muchas personas religiosas hoy: No tienen deseo alguno de aprender o entender, se oponen a cualquier tipo de cambio, con la creencia de que están siendo fieles a su religión, mientras que en realidad, sólo están siendo fieles a formas elaboradas por seres humanos.

 

Golden cage JWO

Debemos ser fieles a Dios y no sólo a los seres humanos. Si insisten en ser fieles a los seres humanos, es asunto de ustedes. ¿Porque qué han sido, todas esas personas que han gobernado la Iglesia por tantos siglos? A menudo no eran diferente en absoluto del resto, ¡si es que no eran derechamente criminales! Y si uno de ellos manifestaba un grado más elevado de entendimiento, era inmediatamente criticado y perseguido: ¡Muchos de quienes intentaron introducir reformas fueron rechazados, excomulgados y quemados vivos! ¡Y así las viejas formas se mantuvieron!

Pero todo lo que las formas pueden hacer es aprisionar a los seres humanos. Sí, las formas son la prisión perfecta: si son prisioneros de las formas, nunca podrán escapar.

 

Omraam Mikhaël Aïvanhov,
Izvor 206, Una Filosofía de lo Universal
www.prosveta.com/api/flipping/P0206AN
Obras Completas, Vol. 25, Acuario: Llegada de la Edad de Oro – I
www.prosveta.com/api/flipping/C0025AN

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.