El Amor: Sabían que los animales ríen? (Parte 4/7)

Hoy es un día bendito, mis queridos hermanos y hermanas. Miren qué luz, qué pureza, qué limpidez. Hay miles de espíritus de la naturaleza, miles de gnomos que están ahí, con sus pequeños sombreros y sus pequeñas barbas, y que ríen conmigo, se dicen entre si; «Por fin hay uno que ha comprendido algo”, y me traen pequeños regalos de la naturaleza.

Ustedes no los ven, pero todos me traen algo, porque nunca habían visto a nadie que se riese así. Dicen: “Ya estamos hartos de ver siempre caras tristes, alargadas, siniestras, y vienen a mi lado para oírme, porque mi risa se va hasta allá abajo, más allá de las colinas. ¡Ah!, ¡si supieran lo bueno que es reír!

La risa indica el carácter de la persona

No hay que caer, claro, en el despropósito, sino que hay que encontrar el momento, y no es recomendable reírse en cualquier circunstancia. Cuando una persona está ahí, petrificada, sin reírse jamás, ni siquiera ante los espectáculos y los chistes, es señal de que algo no va bien; pero tampoco es mejor reírse tontamente de cualquier cosa.

La risa debe ser sensata, estética. Cuando oigo reír a alguien, puedo decirles exactamente su carácter. La risa es muy significativa, y también lo es ver de qué se ríe alguien, y de qué no se ríe.

Una risa espontánea es un signo de amor

Cuando tenemos ganas de reír, es que tenemos mucho amor en nuestro corazón, y este amor, para que el corazón no estalle, se manifiesta bajo la forma de risa. La risa que estalla, es amor. Y cuando el amor se va, ya no tenemos ganas de reír.

Un aire demasiado serio, un aire triste, es ya una manifestación de falta de amor. El amor se manifiesta a través del gozo, de la alegría Pero la risa es solamente una manifestación: porque podemos estar alegres sin reírnos.. La risa es una energía que se escapa, una energía benéfica, generosa, luminosa.

Y los animales se ríen de los humanos…

En realidad, la risa es algo misterioso que la filosofía todavía no ha llegado a elucidar. Se dice que la risa es propia del ser humano, pero también existe en los animales. Éstos se ríen a su manera.

¿Y de qué se ríen? De la tontería humana, ¡Encuentran que los humanos son unos animales tan raros! Se ríen entre ellos. ¡Mueren de risa!… Claro que lo hacen tan discretamente que los humanos no se han dado cuenta. ¡Pero se ríen!

(Continúa…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov
Obras Completas, vol. 18, Jnani Yoga II
Cap. 8, El Amor.

2017-09-20T05:07:04+01:00noviembre 10th, 2017|Acceso a todo, Amor y Sexualidad, Aura, Yoga y Chakras|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.