El Sol, «Tierra de los vivientes», Parte 2/7

Cuando miramos al sol, incluso si no lo sabemos, nuestra alma toma la misma forma y se vuelve una esfera luminosa, incandescente. Es la ley de la magia imitativa que tiene lugar: miramos al sol, y nuestro ser completo comienza a parecerse a él.

Recuerden que dado que el sol es el centro de nuestro sistema solar, cuando lo miran, se acercan a su propio centro el cual, aunque hayan perdido contacto con él, está aún ahí con ustedes. Cuando observan al sol, sus almas comienzan a imitarlo y asumen la misma forma.

Así que aquí tienen la explicación de por qué es benéfico asistir a la salida del sol. Si continúan viniendo cada mañana, con gran amor y devoción, comenzarán a entender que el sol es realmente alguien maravilloso. Sí, sí, se los aseguro, es una persona muy distinguida, bellamente vestida, muy rica, y completamente desinteresada. De hecho, es perfecto.

En poco tiempo pienso explicarles cómo deben mirar al sol y contarles qué es el sol exactamente. Pues es un mundo completo, vasto, que contiene seres vivientes, habitaciones, palacios, árboles, ciudades y océanos – un mundo con una cultura que está más allá de lo que puedan imaginar.

 

Sun JWO

Es la más amorosa de las tierras, la «tierra de los vivientes» de la que se habla en la Biblia: «Caminaré ante el Todopoderoso en la tierra de los vivientes». «Los vivientes», son los seres inmortales, eternos, que habitan permanentemente en luz. El sol es su hogar, y son ellos quienes nos envían luz. El sol es el más maravilloso de los mundos, poblado con ángeles, arcángeles y divinidades, que van de acá para allá, para trabajar en cada uno de los planetas y ayudar a las criaturas que los habitan, antes de volver una vez más al sol. Todo está muy altamente organizado. En efecto, sólo algunos de esos seres extremadamente bellos, inteligentes y poderosos, nos vienen a visitar a la tierra.

Si realmente practican con todo su corazón, no podrán sino beneficiarse de esto, pues el sol es el alumento más indispensable y más sustancial para nuestros tiempos.

En el futuro, todos acudirán al sol por fortaleza, calor, amor y valor. Otras fuentes de energía serán abandonadas porque ya están comenzando a agotarse, y los seres humanos se volverán a la única fuente inagotable. Iluminaremos nuestras ciudades, calentaremos nuestras casas, y viajaremos alrededor del mundo gracias a la energía solar. Incluso seremos alimentados por la luz del sol, se hará alimento a partir de ella.

Intenten pensar en el sol, más que en todas las cosas que les empujan hacia la periferia, den sus pasos hacia el sol, hacia la unidad, la simplicidad y la luz.

 

Omraam Mikhael Aivanhov
Obras Completas 10, Los Esplendores de Tipheret
http://www.prosveta.com/api/flipping/C0010AN

One Comment

  1. […] El Sol, “Tierra de los vivientes” […]

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.