La armonía: Prevenir enfermedades (Parte 1/5)

Hace unos momentos, mientras comía algunas almendras, pensé que sería una buena idea plantar un huerto entero de almendros aquí, en el Bonfin. En primer lugar, el suelo es ideal porque los almendros pueden crecer en un terreno árido; no necesitan mucha agua pero, lo más importante, las almendras son muy ricas en nutrientes.

Incluso contienen ciertos elementos que combaten el cáncer. Por esta razón sería bueno poder comer al menos tres al día. Algunos de ustedes podrían objetar que se cansarían de ellas en una semana: pero siempre pueden molerlas y añadir una o dos cucharadas a sus ensaladas o a su sopa, entonces no se hartarían de ellas.

Así que debemos plantar algunos almendros; y luego, cada año, cuando los hermanos y hermanas dejen el Bonfin, pueden llevar a casa bolsas y bolsas de almendras para mordisquear cuando estén de vuelta en casa! Tenemos varios acres de tierra disponibles. Por supuesto, no ha sido despejado todavía, pero eso puede hacerse pronto, y si algunos de los hermanos estuvieran dispuestos a plantar algunos almendros lo encontrarían muy agradable, un trabajo muy poético.

No hemos tenido mucha suerte con nuestras almendras este año: la helada mató a la mayoría de ellas. Sólo los árboles de mi propio jardín no fueron dañados por la helada, pero incluso ellos no produjeron mucho. Y es una lástima: las almendras más grandes que he visto, crecen en mi jardín, pero no fueron muy abundantes este año. Lo mismo sucedió con las aceitunas. Bueno, hay años así. Es algo que ocurre en todos los ámbitos; de hecho, también ocurre en todas las personas: los años de abundancia se alternan con años de hambruna, las siete vacas gordas se alternan con las siete vacas flacas y hambrientas.

Y ahora, ¿por qué las almendras ayudan a contrarrestar el cáncer? Porque los elementos que contienen están dispuestos en perfecta armonía, y esta armonía evita que el cáncer -que es el resultado de la anarquía y el desorden- invada el cuerpo.

Cuanto más prevalezca el espíritu de anarquía en el mundo, por lo tanto, más se extenderá esta enfermedad. La ciencia médica no sabe esto, ni sabe que toda enfermedad es el resultado de una debilidad o vicio dentro del propio ser humano.

Son los seres humanos, ellos mismos, los que crean las enfermedades. Cuando hay demasiada tensión nerviosa, aparece un tipo de enfermedad; la sensualidad excesiva produce otro tipo de enfermedad; cuando aumenta la desarmonía, aparece otro tipo de enfermedad.

Cada enfermedad es el resultado de un tipo específico de trastorno, y el cáncer es el resultado de la anarquía. Para evitar el cáncer, por lo tanto, tenemos que trabajar en armonía, pensar en la armonía todos los días, asegurarnos de que estamos en armonía con toda la humanidad, todo el universo.

(Continúa…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov
El Bonfin, 15 de julio de 1970

Obras Completas, Vol. 6, La Armonía
Cap. 1, La armonía.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.