La Clave: Será suficiente una vida? (Parte 4/4, Final)

Vivimos a través de nuestra personalidad, y buscamos la paz, el amor, la felicidad, el éxito y la inteligencia que ansiamos. Siempre podemos hallar algunas migajas, por supuesto, precisamente debido al vínculo que une ambas naturalezas. Pero ahora es momento que los seres humanos se eleven a lo alto de su ser, a la cima, donde encontrarán todo lo que anhelan con gran fuerza, abundancia y perfección, y luego lo podrán llevar hacia su propia conducta.

Nuestro amor necesita llegar más allá de nuestra familia y país

Con este cambio, vendrá progreso y perfección y cambio al mundo. La libertad no puede existir externamente, hasta que los seres humanos hayan aprendido a controlar sus impulsos interiores, y estén libres de su influencia; la paz no puede existir en el mundo, hasta que los seres humanos estén en paz consigo mismos; la armonía no puede existir en la tierra, hasta que los seres humanos estén en armonía consigo mismos; incluyendo hasta las vibraciones en las células de sus cuerpos físicos… entonces y sólo entonces, podrán diseminar armonía alrededor de ellos mismos.

Cuando esto ocurra, entonces nuestra comprensión de estas dos naturalezas podrá resolver nuestros problemas, y eventualmente cambiar a la humanidad. Dedicaremos todo nuestro aprendizaje y tecnología, a la resolución de problemas a una escala planetaria, nuestro amor entonces estará obligado a llegar más lejos que el amor egocéntrico a la familia y al país, ¡y percibiremos al fin la chispa de Divinidad en el otro!

Nuestra naturaleza superior nos permite sentir la unidad entre seres humanos

La guerra no podría existir bajo esas condiciones, la individualidad en su estado de superconciencia no puede sino sentir la unidad que hay entre seres humanos. Si todos los humanos sintieran el mal que están pensando en causar a los demás, no lo harían.

Mientras tengamos y se difunda la filosofía de la personalidad, cuyo punto de referencia es el cuerpo, la materia, la separación, el aislamiento, seguiremos intentando resolver los problemas de la humanidad tratando a los demás como si fuera un pedazo de carne que se debe hacer a un lado, o cortar, o torturar, o asesinar. Sí, se puede pensar que el problema se resuelve de esa manera, pero sólo en apariencia y sólo momentáneamente. El karma continuará jugando su rol, y así, cualquier cambio obtenido así es sólo parte de un ciclo infernal de venganzas… nada cambia, todo se repite a sí mismo en forma indefinida.

¿Alcanzará una vida para poner nuestras naturalezas en armonía?

El Maestro enfatiza que las soluciones a los problemas que experimentamos, están en nosotros mismos, el trabajo debe ser hecho por todos los seres humanos en sí mismos, si se quiere que la individualidad alcance una posición ventajosa. Si los líderes de cada país adoptaran estas ideas, traería cambios que serían sentidos en cada nivel de toda la sociedad, para el mayor bien de todos, y para la supervivencia de la especie.

La enseñanza del Maestro, entrega una llave dorada a los problemas que han experimentado los seres humanos durante siglos. No debemos hacernos ilusiones: el trabajo es largo y arduo, pero sus recompensas son muy grandes. ¿Será suficiente una vida para poner nuestras naturalezas en armonía, para hacer visible, la luz invisible del Espíritu?

Obras Completas, Vol. 11 La Clave Esencial para los Problemas de la Existencia
Tomado del prólogo por Agnes Lejbowicz

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.