La Espiritualidad: Debe incluir corazón, mente y voluntad (Parte 2/3)

Los símbolos son sólo instrumentos que nos ayudan a subir al mundo divino

Aunque desaprobaba los excesos de las reglas establecidas por muchas religiones, admitía que las imágenes, las representaciones de Dios o las estatuas podían tener su utilidad porque a menudo eran un soporte necesario para la oración. Él mismo utilizaba símbolos e imágenes para su trabajo espiritual: el Árbol de la Vida de los cabalistas, las rosas, el prisma, los siete colores. Sin embargo, insistía en una verdadera comprensión del significado de estas imágenes, que no deben ser más que instrumentos para subir hacia el mundo divino.

Lo que preconizaba en su escuela íniciática en Izgrev y en Bonfin era el trabajo espiritual que moviliza el intelecto, el corazón y la voluntad. ¡Cuántas veces había hablado del papel de estos tres componentes del ser humano!.

Las tres vías – Mística, Espiritual y de Realización Concreta

Formaban parte de su filosofía, pero también de su vida: «He recorrido el camino místico: el corazón, los sentimientos, las sensaciones, el amor. He recorrido et camino espiritual: el estudio, el saber. También he seguido el camino de las realizaciones, mediante el trabajo y la voluntad. He experimentado las tres vías una tras otra, y con cada una he obtenido resultados. Sin embargo, no quiero escoger una u otra exclusivamente, sino las tres.»

La naturaleza del Silencio Verdadero

Para seguir revelando a sus oyentes cosas que pudieran proporcionarles los medios de avanzar, tenía necesidad de calma y de silencio. Pero constataba que la comprensión del silencio no era accesible a todos, este silencio que está lejos de ser una actitud convencional, que es un estado de conciencia.

Tristeza por falta de voluntad y perseverancia

Aunque sus hermanos y hermanas eran muy receptivos con él, a menudo tenía la impresión de predicar en el desierto. Les confesaba que sentía tristeza por su voluntad débil y la inconstancia de sus esfuerzos. Y si sentía pena, era por ellos, que todavía no eran suficientemente conscientes del valor de un silencio «lleno de pensamientos tan elevados que posee todos los elementos necesarios para la formación de los cuerpos sutiles, incluso del mismo cuerpo de gloria.»

Tomado de Louise-Marie Frenette,
Extracto de Vida de un Maestro en Occidente  (En Amazon, hacer click en ‘look inside’)
Click en ‘Flip through’  en la tienda online de Prosveta.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.