La impureza roba la paz y armonía a las personas

– Si los Iniciados siempre insisten tanto en la importancia de la pureza, es porque saben muy bien que incluso la impureza más ligera, sea en sus cuerpos físicos o en sus pensamientos o sentimientos, les roba de inmediato la paz. La paz, por lo tanto, nace de la armonía, de un acuerdo absoluto entre todos los diversos factores y elementos que constituyen a un ser humano. Pero debo agregar algo a ello, y decirles que esta necesaria armonía puede existir sólo cuando todos esos elementos han sido purificados. Donde sea que falte armonía, quiere decir que se han deslizado impurezas.

Un verdadero Iniciado entiende que sólo una cosa importa, sólo una cosa es realmente esencial y es volverse puro, tan puro como un lago en las montañas, tan puro como un cielo azul despejado, tan puro como el cristal, tan puro como la luz del sol. Una vez que un Iniciado alcanza ese nivel de pureza, todo está a su disposición. Obviamente, como saben ahora, nadie obtiene pureza fácilmente, pero al menos podemos entenderla, amarla, y desearla con cada fibra de nuestro ser y, finalmente, hacer todo a nuestro alcance para llegar a ella.

sky limitless

Pero esto es imposible de explicar a personas que carecen de madurez espiritual. Uno debe ser espiritualmente maduro, muy maduro tanto interna como externamente, antes de que uno pueda unirse únicamente a estos valores eternos. Quienes no han comenzado este trabajo son como niños que continúan jugando con sus muñecas, sus pequeños soldados de juguete y sus castillos de arena; su juventud les hace imposible interesarse en nada serio. Pero cuando se hacen más maduros y están listos para dejar esos juguetes por otro logros, más gloriosos, entonces conocerán la paz.

La mayoría de los seres humanos tienen sus corazones en cosas que son efímeras e ilusorias, cosas que inevitablemente les causarán desilusión y angustia. Pero es difícil para ellos entender esto. La comprensión sólo puede venir al costo de sufrir; mucho sufrimiento y amarga desilusión. ¡Tienen que haber alcanzado el fondo, haber experimentado desesperación, antes que puedan entender que en vez de paz y realización, de gloria y poder, todas esas cosas en las que tienen su corazón, sólo les pueden traer vacío!

Sigan trabajando por esta idea de ser llenos de amor, amabilidad y perdón. Sigan trabajando en ello hasta que se vuelva tan poderoso que inunde cada fibra de su ser y haga que todas sus células vibren al unísono con ello. La paz será de ustedes, y entonces, nunca les abandonará otra vez; incluso si ciertas circunstancias o eventos les perturban y angustian, serán capaces de mirar a su interior y hallar la paz que aún está ahí a pesar de todo. Pues en este punto,  como ven, ya no es más simplemente una calma autoimpuesta, un respiro forzado que dura únicamente mientras mantengan el esfuerzo, es un estado permanente que se ha vuelto parte y parcela de su mismo ser.

¡No! La paz, la verdadera paz, no puede ser perdida. Oh, por supuesto, pueden pasar por períodos de turbulencias superficiales, pero su paz aún estará ahí – muy en lo profundo, tal como muy bajo la superficie del océano, en el lecho del mar, todo está tranquilo, incluso cuando las olas y la espuma se agitan en la superficie. Una vez que han tenido éxito introduciendo verdadera paz en su ser más interior, las turbulencias que pasen alrededor de ustedes, ya no tendrán el poder de angustiarles: sentirán que están dentro de los protectores de una poderosa fortaleza.

meditation3

El Viaje

Si cambian sus pensamientos, sentimientos y su forma de comportarse, incluso si se quedan donde están e incluso si aún están siendo confrontados por las mismas dificultades cada día, conocerán la paz, porque la paz no depende sólo de circunstancias externas: viene desde adentro, y todos los conflictos y agitación del mundo entero, no pueden evitar que surja desde lo más profundo de su ser. La paz es como un gran río manando de nosotros desde lo alto, y una vez que lo poseen, también lo pueden derramar sobre otros y comunicarlo alrededor de ustedes, como una realidad tangible, viviente: cuando traen la paz a otros, están ayudando al mundo entero.

De seguro, esta meta no puede alcanzarse de un día para otro; requiere tiempo y esfuerzo, pero eso no importa; lo que importa es saber que nuestro interés radica en alcanzar esa meta celestial, con todo nuestro ser, y si debemos soportar algo de sufrimiento en el camino, eso no es importante. Lo que es importante es seguir avanzando hacia este gran ideal, el mejor que existe.

Este tema continúa desde:

http://with-omraam.com/es/es/la-paz-requiere-armonia-externa-e-interna/

http://with-omraam.com/es/es/atraemos-los-lideres-que-merecemos/

Omraam Mikhael Aivanhov
Obras Completas, Vol. 5, Los Poderes de la Vida

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.