La piedra blanca: El poder de un talismán (Parte 2/4)

La piedra blanca del libro de Revelaciones, sobre la que estaba inscrito un nombre, es un talismán, un pentáculo.

En nuestra época, los hombres han perdido tanto el sentido de lo sagrado que encontramos talismanes hasta en los mercados y las ferias, donde les venden baratijas de diferentes colores con los signos del zodiaco, asegurándoles que se trata de verdaderos talismanes que podrán protegerles, darles éxito y ponerles en relación con los poderes cósmicos.

Algunos libros dan numerosas explicaciones sobre las conexiones que existen entre las piedras y los nombres. Según la fecha de nacimiento, indican también en qué lugar del cuerpo deben llevar la piedra que les oonviene

A la mayoría de la gente te gusta llevar piedras topacios, zafiros, esmeraldas, etc. No siempre es por coquetería o por vanidad, sino porque, instintivamente, sienten las vibraciones que emanan de ías piedras preciosas, ya que éstas poseen fuerzas que el alma percibe y absorbe.

San Juan habla de una piedra blanca sobre la que está inscrito un nombre nuevo que nadie conoce, sino aquél que lo recibe, lo que significa que sobre esta piedra están inscritos unos signos, unos caracteres, semejantes a los que están inscritos en los talismanes, los pentáculos. En realidad, un pentáculo y un talismán no son exactamente lo mismo.

Un pentáculo es una imagen grabada en el metal, o en Ja piedra, o bien dibujada en un pergamino, o bordada en una tela, sobre la que están inscritas unas letras. Un talismán es un objeto (piedra, flor, insecto, anillo, brazalete) portador de una fuerza con la que ha sido impregnado por la naturaleza misma o por un ser muy poderoso en el mundo psíquico.

Muchos objetos de la vida pueden ser talismanes. Los encontramos en e! reino vegetal, en el reino animal e incluso en el de los hombres. Los buscan en todas partes en los otros dominios, pero no se han dado cuenta de que existen también en el reino humano, pudiendo algunos perjudicarnos y otros protegernos.

(Continúa…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov
París, 17 de diciembre de 1938.

Obras Completas Vol. 4, La semilla de mostaza
Cap. 2, «La piedra blanca».

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.