Lo Invisible – Clarividencia, Parte 3/7

Un verdadero Iniciado es‏ más un mago que un clarividente: han escogido‏ actuar sobre los seres, sobre los elementos y las fuerzas de‏ la naturaleza. Pueden tener dones de receptividad,‏ pero lo que es más importante, tienen poderes para actuar, y‏ por eso, son menos vulnerables que un clarividente.‏ Siendo activos y dinámicos, proyectan fuerzas que son capaces de contrarrestar los peligros que les puedan amenazar. La perfección, por supuesto, consiste en desarrollar ambos aspectos al máximo: ser tanto receptivo como emisivo.‏  ‏

Cada uno de nosotros sólo puede atraer las corrientes y entidades que están en afinidad con nuestro estado interior. Esta es una ley: un ser humano sólo puede relacionarse‏ con lo que corresponde a sus vibraciones,‏ a su aura. Si no son puros, luminosos y fuertes, por lo tanto, deberán sufrir todo lo negativo, malsano y‏ violento en su propio ambiente psíquico.

esprit indien

Las personas como los médiums, que son receptivas y pasivas, son particularmente vulnerables en este aspecto, es por eso que les aconsejo, si tienen tendencias mediúmnicas, no darles libertad, hasta que hayan trabajado para alcanzar un grado de pu‏rificación y de elevación interior que les permitan re‏sistir los asaltos de las fuerzas oscuras. Partan por hacer el esfuerzo de elevarse a un plano superior, de crear un vínculo con la luz,‏ y de proyectar esta luz a vuestro alrededor: cuando‏ sientan que son capaces de hacerlo, entonces, y sólo entonces,‏ estarán protegidos por el trabajo que hicieron para prepararse, y por toda la luz que irradia de ustedes y que repele a las entidades indeseables.‏ ‏

Cuando quieran emprender cualquier cosa, de‏ben empezar por preparar las condiciones. Si realmente se quieren comunicar con el cielo, partan por hacer el esfuerzo de alcanzar la cúspide de su propio ser interior. Manténganse ahí lo más que puedan, probando la intensidad de la vida a ese nivel, y luego, tras unos momentos – porque es difícil sostener esa intensidad por mucho tiempo – déjense llevar por la luz, como si estuvieran flotando en la calma superficie del océano, pensando en nada… sintiendo casi nada.

Y cuando deban volver a sus tareas de la vida cotidiana, sentirán que estos elementos‏ espirituales han restablecido y armonizado cada parte de ustedes. Pueden sentir que sus deseos de trabajar y de ayudar‏ y amar a los demás se han fortalecido, y ésta es una sen‏sación que no engaña. Eso es: es sencillo, es claro.‏

(Continuará)

Omraam Mikhael Aivanhov,
Izvor 228, Mirada al Más Allá
http://www.prosveta.com/api/flipping/P0228AN

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.