Maestros y entidades superiores: Unirse a los Grandes Maestros (Parte 3/3, Final)

¿Qué relación existe entre nosotros y los seres superiores?‏ Cuando andamos por un camino nos sentimos menos aisla‏dos y más confiados si tenemos con nosotros amigos que nos‏ amparan y nos reconfortan con su presencia. Nos sentimos‏ tranquilizados pensando que otros están en el mismo camino‏ y encuentran las mismas dificultades.

De la misma manera,‏ en una Fraternidad sentimos aumentar nuestra fe, nuestra‏ luz y nuestra fuerza; nos sentimos amparados, recibimos‏ socorro, protección… Y entre nosotros y los seres inferiores,‏ ¿qué se produce? Gracias a ellos tendremos, un día, muchos‏ amigos. Tienen gatos, por ejemplo: un día, en otra encarna‏ción, pasados algunos milenios, ellos serán ¡unas chicas‏ encantadoras! En esta época, quizá ustedes estén entre los‏ ángeles, y cuando les encuentren serán vuestros amigos.‏

-‏ ¡ Verán todas las bendiciones que atrae la presencia de una‏ Fraternidad aquí! Se sentirán todos más felices y más fuertes.‏ Será como una cadena magnética a lo largo de la cual fluirá el‏ agua viva que alimenta a todos los seres. Todas nuestras‏ penas, nuestras tristezas y nuestras desgracias,nos llegan por‏que estamos desconectados de esta cadena viva.

Por eso, en‏ adelante, por lo menos durante unos minutos al día, pense‏mos en esta cadena, y de esta forma entraremos en las vibra‏ciones armónicas de la Fraternidad Blanca Universal. Enton‏ces, todo lo que los Iniciados están viviendo: la libertad, el‏ arrobamiento y el éxtasis, todos los tesoros y perlas preciosas‏ que poseen, nos serán transmitidos.

Porque los Iniciados y los‏ grandes Maestros no guardan sus riquezas para sí mismos, las‏ mandan inmediatamente a los demás seres, y si no las recibi‏mos, se debe a que no estamos conectados con la cadena, o‏ porque no estamos preparados para recibirlas.

Quien se‏ conecta recibe cada día al despertarse un regalo precioso. Lo‏ abre y encuentra consejos, alimentos y tesoros. Se levanta, va‏ al trabajo, y siente que todo está bien, porque recibió un rega‏lo.

Quien no recibe nada se siente triste; pero la culpa es‏ suya. Si no encuentra nada cuando se despierta, se debe a que‏ no está abonado al «periódico cotidiano» del mundo invisi‏ble, que contiene consejos, advertencias y ánimos para él. Si‏ el ser humano quiere conocer la felicidad, la alegría, la luz, debe‏ abonarse a este periódico; pero para ello debe pagar algo. ‏

Desde luego que eso es difícil de aceptar, ¿verdad? Cuando se‏ habla de pagar todo el mundo desaparece. Si se habla de reci‏bir gratuitamente, todo el mundo acude enseguida, pero si‏ hay que pagar… ¡ah no, imposible! Pues bien, precisamente,‏ lo que hay que saber es que en el mundo invisible todo suce‏de como aquí abajo, en la tierra; la única diferencia es que no‏ debemos pagar con dinero sino con pensamientos de confian‏za, de paciencia, de humildad, de amor y de esperanza.‏

mikhael_1935

Yo no pretendo ser un Maestro. Por el momento, les ense‏ño lo que he visto y oído de mi Maestro y lo que he verificado‏ yo mismo durante veinte años a su lado. Pero de lo que aún‏ no he verificado no les hablo. Siempre es posible ayudar, ilu‏minar y amar a los demás, pero según su propio nivel, y para‏ ello no es necesario esperar siglos. Si esperamos tanto, todo el‏ mundo tendrá tiempo de morirse antes de que hayamos toma‏do la decisión de ser útiles. No debemos mirar a los demás‏ como caen al infierno diciendo: «Excúsenme, pero antes de‏ socorrerles debo esperar unos siglos hasta que esté verdadera‏mente a punto». Este lenguaje es el de los perezosos. En‏ cuanto a los que piensan que en unos meses serán Maestros y‏ que transformarán el mundo, son unos presuntuosos. No‏ debemos seguir ni a los unos ni a los otros.‏

 

Omraam Mikhaël Aïvanhov
Obras Completas, Vol. 1, El Segundo Nacimiento: Amor, Sabiduría, Verdad
Capítulo 8 (de una conferencia dada en 1938)

Esta conferencia fue realizada en 1938. No fue sino hasta 1960, tras su retorno desde la India, que Omraam Mikhaël Aïvanhov cedió a la insistencia de sus discípulos, y les permitió llamarle Maestro..

Para leer más sobre esto, vean aquí:
Izvor 236 – Del Hombre a Dios: La Noción de Jerarquía
http://www.prosveta.com/api/flipping/P0236AN

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.