Hagan amistad con el Fuego

– El misterio del fuego es el misterio de la vida.

«El verdadero sacrificio es el proceso mediante el cual todos nuestros elementos viejos, gastados, impuros, son transformados en luz y calor, esto es, en amor y sabiduría. Es debido a que los iniciados entienden esto que se ofrecen a sí mismos, cada día, al Ángel del Fuego para que les devore y consuma. Los seres humanos a menudo han comparado a Dios con un fuego devorador, pero no saben realmente mucho sobre este fuego: todo lo que saben es que quema tan ferozmente que el ser humano no lo puede soportar. Este es el fuego puro del Espíritu, ante cuyo contacto todas las formas se funden y desaparecen. Quienes reciben el beso de este fuego, se funden y hacen uno con él, para ser sólo una llama.

Muchas personas han escrito libros muy complicados, respecto a las experiencias de los místicos. Pero la verdad no es complicada, es realmente muy simple. La experiencia de un místico es la experiencia del fuego, del fuego sagrado que alimenta al arrojar trocitos de su naturaleza inferior a él cada día, tal como arrojamos palitos y ramas secas al fuego de nuestras chimeneas. Miren una fogata: todas las ramas grandes y pequeñas, que estaban inicialmente separadas y dispersas, se unen para formar un solo fuego, una llamarada de luz y calor; están todas obligadas a pensar y sentir como el fuego piensa y siente.

oma fire Bonfin

¿Qué más nos puede enseñar el fuego? Miren una hoguera y verán que las ramas en la parte superior de la pila, parecen arder más rápidamente y con más fuerza que aquellas debajo. Es como si estuvieran muy apresuradas, porque están tan felices de ser transformadas en luz, en chispas de fuego.

Las ramas bajo ellas arden mucho más lentamente, resistiéndose más. Y aquellas que caen de la pila y ruedan lejos del fuego, parecen indecisas sobre qué hacer. Se preguntan si realmente quieren arder o no. Si dudan es porque se han movido lejos del fuego, y nunca es bueno vagar muy lejos. Siguen ardiendo por un corto tiempo, y entonces las llamas desaparecen y el fuego se extingue.

Como ven, incluso una fogata nos da un retrato de la vida: quienes se elevan arden luminosamente, quienes se quedan abajo arden lentamente y se estancan, y quienes caen lejos, se extinguen.

El misterio del fuego es el misterio de la vida. El fuego en los seres humanos es la chispa de vida que habita en sus corazones. En el momento exacto que esta chispa deja sus corazones, los seres humanos mueren. Es por ello que lo único que importa aprender, es cómo proteger este fuego, no sólo físicamente, sino sobre todo, espiritualmente.»

Omraam Mikhaël Aïvanhov,
Izvor Book 232, Los Misterios del Fuego y el Agua, Izvor 232.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.