Métodos y Prácticas: La Respiración (Parte 1/4)

«Pongo una amplia variedad de métodos ante ustedes, porque sé que las necesidades de cada uno de ustedes son diferentes. Sus carácteres, facultades, y capacidad de trabajo son todas diferentes, y sólo ustedes pueden decidir qué métodos les acomoda mejor. No deben intentar aplicarlos todos. Sería peligroso hacerlo. Concéntrense en unos pocos métodos – cuatro o cinco, seis o siete – y utilícenlos para trabajar en profundidad.»

Esta es la segunda mini-serie mensual respecto a métodos y prácticas.

Ejercicios de Respiración

Nuestros ejercicios toman la forma de la respiración alternada, practicada comúnmente en el Hatha Yoga y en la tradición ayurvédica. Se utilizan para desarrollar cualidades internas, fortalecer la voluntad, calmar el sistema nervioso y vitalizar el cuerpo.

La respiración afecta no sólo a nuestra vida física, sino que a todas las manifestaciones de nuestra vida psíquica. La meditación, la oración y el éxtasis son todas formas de respiración. Todos los ritmos de nuestro organismo pueden ser armonizados con el ritmo de la respiración cósmica.

La respiración es una forma de nutrición, y de la misma manera que cuando comemos debemos masticar lentamente, cuando respiramos debemos «masticar» el aire. Cuando hemos inspirado hay que retener el aire mucho tiempo, hasta que los pulmones, (que son una especie de estómago), hayan asimilado todas las sustancias nutritivas. Si expulsamos el aire demasiado rápidamente, expulsamos al mismo tiempo todas las sustancias antes de haber podido recoger todos los elementos útiles.

breathing3

Ejercicio básico de respiración
– Normalmente realizado en la mañana, antes de la primera comida. Los pasos son los siguientes:

1. Tapar el orificio izquierdo de la nariz y aspirar el aire profundamente por el derecho, contando 4 tiempos.
2. Contener la respiración durante 16 tiempos.
3. Tapar el orificio derecho de la nariz y espirar por el izquierdo contando 8 tiempos.

Proseguir el ejercicio invirtiéndolo :

1. Tapar el orificio derecho de la nariz y aspirar el aire por el izquierdo contando 4 tiempos.
2. Contener la respiración durante 16 tiempos.
3. Tapar el orificio izquierdo de la nariz y espirar por el derecho contando 8 tiempos.

Este ejercicio hay que repetirlo 6 veces por cada orificio. Si pueden hacerlo, doblen los tiempos, contando 8, 32, 16. Leer mas…

Ejercición adicionales de respiración

La respiración profunda pueden ser extremadamente eficaz en curar vuestro sistema nervioso y en tratar muchas otras enfermedades. Los médicos les recetarán inyecciones de calcio, de yodo, de sodio, etc. para darles los elementos que les falten, mientras que los Iniciados les aconsejarán que tomen esos elementos desde el plano etérico por medio de la respiración.

El método es muy simple: respiren concentrándose en la idea de que están tomando del aire los elementos que les hacen falta. Si, porque vuestro organismo sabe muy bien lo que necesita, contiene todo un equipo de químicos perfectamente competentes que saben extraer del aire las substancias necesarias. Por eso el discípulo no busca los medicamentos solamente en la farmacia. Respira con amor y con la convicción absoluta de que llegará a extraer del espacio los elementos que le son necesarios.

Pero esto no es todo: Mediante la respiración, pueden atraer también materiales, fuerzas y partículas del mundo superior, es decir: la luz, la paz y todos los elementos vivificadores. Por tanto, cuando respiren, deben intentar atraer los elementos espirituales de los que tengan necesidad, según el estado en el que se encuentren.

A continuación, hay cuatro ejercicios mentales para acompañar el ejercicio básico de respiración.

Ejercicios Mentales

1. Elijan 4 virtudes que particularmente quieran poseer:

Inspirando 4 tiempos, pronuncien mentalmente el nombre de las cuatro virtudes, una por cada tiempo. Mientras retienen la respiración durante los 16 tiempos, repitan 4 veces los 4 nombres.
Cuando espiren, digan: «yo expulso de mi…» diciendo el nombre de los defectos contrarios a las 4 virtudes que habían elegido.

2. Al inspirar, piensen: «Te doy gracias Señor, por permitirme recibir con este aire puro, la vida divina que Tú has puesto en él.»

Cuando retengan el aliento: «Que esta vida divina penetre en todo mi cuerpo y le dé salud y vida».
y al espirar: «Yo manifestaré esta vida que he recibido en todas mis acciones para la gloria de Dios.»

3. Al inspirar: «Dios mio, que Tu nombre sea santificado.»
Al contener la respiración: «Dios mio, que Tu reino y Tu justicia se hagan realidad en mí.»
Al espirar: «Dios mio, que Tu voluntad se cumpla a través de mi.»

4. Al inspirar: repitan dos veces el nombre de cuatro virtudes.
Al espirar: piensen que los ángeles de los cuatro elementos les despojan de sus impurezas: el Angel del fuego en el cerebro, el Angel del aire en los pulmones y corazón, el Angel del agua en el estómago, el vientre y el sexo, y el Angel de la tierra en todo el cuerpo.

Se pueden encontrar más detalles en:

El folleto, La Respiración – Dimensiones Espirituales y Aplicaciones Prácticas
El libro  ‘La Nueva Tierra – Métodos, Ejercicios, Fórmulas y Oraciones’ , Obras Completas, Vol. 13.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.