Naciones y reencarnación (Parte 1/3)

El Ganges y la ciudad sagrada de Rishikesh

“Los ríos nos ayudan a entender algunas de las cuestiones esenciales del destino. Se ha dicho a menudo: “¿Por qué una raza o una nación, experimentan catástrofes colectivas? ¿Por qué es una población perseguida interminablemente y obligada a sufrir?“. Cuando observan las cosas de forma superficial, les puede parecer que no hay justicia. ¿Por qué es un pueblo condenado a sufrir? ¿Por qué, por un cierto período, los problemas atacan un área determinada y no otra?

El asunto es un poco delicado, pero les diré lo que la Ciencia Iniciática enseña al respecto. Tomemos el ejemplo de Bulgaria. Por cinco siglos sufrió bajo el dominio de los turcos, y tras la guerra de 1914, fue parcialmente dividida para beneficio de otras naciones. ¿Por qué ese país debió ser sometido a sufrimientos que otros no han conocido? Los búlgaros son un pueblo trabajador, religioso, honesto, que no lastiman a nadie. ¿Por qué la Justicia Cósmica ha sido tan severa con ellos? Esto es aún más cierto para el pueblo judío, quienes han sido perseguidos por el mundo, por siglos y siglos.

El río es el mismo, pero el agua cambia continuamente

Entonces, ¿cuál es la respuesta que el río nos da sobre este asunto? Dice: “Obsérvenme, mi nombre es Támesis, Sena, Danubio, Nilo, Amazonas… Tengo siempre el mismo nombre, pero no soy nunca el mismo, porque el agua que fluye nunca es la misma”.

Para no ofender a ningún país, continuaré tomando a Bulgaria como ejemplo [(El Maestro es búlgaro)].  Su nombre ha sido el mismo a través de los siglos, pero el agua fluyendo en ella (esto es, las personas que se encarnan) no es la misma. Nunca deja de cambiar. El nombre del país es el mismo, pero los habitantes cambian.

Las personas encarnan en países distintos

Quienes vivieron en Bulgaria antes de la dominación de los turcos, fueron buenos y magníficos, y es por eso que no sufrieron. Quienes sufrieron cinco siglos bajo la dominación turca, representan aguas que vinieron de otra parte. ¿De donde? De muy lejos: Francia, Inglaterra, Alemania, etc. Incluso de otros continentes.

Cuando volvieron a la tierra, todas las personas de esos países que fueron injustas, duras y malvadas, debían encarnar en Bulgaria para sufrir. Pues ese país, por un tiempo, se había transformado en una escuela correccional. Entre todos los países, las personas desagradables se fueron en ese momento a Bulgaria. Y dado que Francia era un país de belleza, felicidad y abundancia, los búlgaros buenos vinieron a encarnar aquí, para disfrutar un poco de esta felicidad.

(Continúa…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov
Sèvres, 7 de Febrero, 1942

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.