Métodos y Prácticas: Alimentación y Cuerpos Sutiles (Parte 4/4, Final)

– La nutrición puede ser un medio de perfeccionamiento.

El significado de la bendición

Observen sus actitudes y reacciones mientras comen, y tendrán una clara idea de cuál es vuestro grado de evolución. Si no tienen respeto para con el alimento que Dios les ha enviado, ¿hacia quién lo tendrán? Cuando respeten los alimentos comprenderán las palabras de Jesús: «Tomad y comed, por que ésta es mi carne; tomad y bebed, porque ésta es mi sangre»… y «El que coma mi carne y beba mi sangre, tendrá la vida eterna».
Este alimento ya está bendecido y consagrado por el Creador, y la prueba está en que nos da la vida. Dios está en el alimento bajo la forma de vida. No crean que este alimento tiene necesidad de la bendición de los hombres para dar vida, porque antes de que los hombres bendigan los alimentos, éstos ya lo están por el Cielo. Dios es la vida, y desde el momento en que los alimentos nos aportan la vida, es que ellos contienen a Dios.

Ustedes quizás dirán: «Pero entonces, ¿no debemos bendecir los alimentos antes de la comida?» Si, debemos bendecidos, pero deben saber primero qué es esta bendición y para qué sirve. Una bendición es una especie de ceremonia, un rito mágico. Por medio de las palabras, los gestos y los pensamientos de la persona que pronuncia la bendición, los alimentos son impregnados, penetrados y envueltos por emanaciones, por fluidos que los preparan para entrar en armonía con los que deben consumidos.

De esta forma se crea un contacto, una adaptación a nivel de los cuerpos sutiles, lo cual permite al hombre recibir mejor los elementos benéficos contenidos en estos alimentos. Sin embargo, la bendición humana tiene poderes limitados. Si fuese tan fácil introducir la vida divina por medio de una simple bendición humana, podríamos bendecir un trozo de madera, de metal o una piedra, y comerlos. Si bendecimos piedras, maderas o metales, introducimos en ellos un cierto grado de vida, pero esta vida no puede alimentar a los humanos; puede tener otros efectos sobre ellos, pero no alimentarlos.

cibo annusare concentrarsi

Si los alimentos nos dan la vida, es porque ya poseen una vida que ha sido introducida por el Creador, pero que tiene necesidad de ser exaltada, y hay que despertada, calentada por medio de nuestras bendiciones y sobre todo por nuestra gratitud. Comemos para recibir la vida que Dios o la Naturaleza, si lo prefieren, ha depositado en los alimentos. La comida es como la concepción de un niño. El Cristo, por medio de los alimentos, nos da la vida, y si tenemos conciencia de que tomamos el cuerpo y la sangre de Cristo, entramos en contacto con su espíritu.

Puede ser que nunca hayan considerado la nutrición de esta forma. En lo sucesivo, sepan que en la nueva raza que viene, instruiremos a los humanos sobre estos métodos, les revelaremos que la nutrición no es un proceso tan simple, ordinario y despreciable como ellos creían. Dios ha escondido detrás de este acto cotidiano que es el comer, la posibilidad de hacer un trabajo psíquico de la mayor importancia. Comprenderán que la nutrición puede ser un medio de perfeccionamiento.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Más detalles en los libros:
‘Hrani Yoga – El Yoga de la Nutrición’, Obras Completas, Vol. 16.

‘La Nueva Tierra – Métodos, Ejercicios, Fórmulas y Oraciones’, Obras Completas, Vol. 13.

2 Comments

  1. Merlu Marin abril 8, 2018 at 2:47 pm - Reply

    EXCELENTE ARTICULO. BENDICIONES DE LUZ

    • Alvaro Lopez abril 9, 2018 at 5:20 pm - Reply

      Muchas gracias a ti, querida Merlu, que Dios te bendiga mucho!!

      – El Equipo de «Viaje con Omraam».

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.