Nutrición – La forma más simple de Yoga (Parte 2/7)

Actualmente, las personas, descentradas por una vida trepidante, buscan los medios para
reencontrar su equilibrio haciendo yoga, zen, meditación trascendental o bien aprendiendo a relajarse. Yo no digo que esto no sea positivo, pero he encontrado un ejercicio más sencillo y eficaz: aprender a comer.

En el futuro, la nutrición será considerada como uno de los mejores yogas que existen, aunque no se le haya mencionado en ninguna parte. Todos los demás yogas: Raja-, Karma-, Hatha-, Jnana-, Kriya-, Agni-yogas son magníficos, pero se precisan años para obtener algún resultado. Mientras que con Hrani-yoga (es asi como yo lo llamo), los resultados son muy rápidos. Es el yoga más fácil, el más accesible: lo practican todas las criaturas sin excepción, aunque de forma todavía inconsciente; toda la alquimia y la magia están contenidas en este yoga, el más desconocido y el peor comprendido hasta hoy.

Que no tengan tiempo de rezar, de leer, de meditar, lo comprendo, pero, por lo menos, se ven obligados a dedicar unos minutos a vuestra alimentación. Entonces, ¿por qué no aprovechar este momento para perfeccionarse, para unirse al Señor enviándole un pensamiento de agradecimiento, de amor?

 

cibo annusare concentrarsi

Si les pido que hagan el esfuerzo de comer en silencio (no solamente de no hablar, sino de no hacer ningún ruido con los cubiertos), masticando largo tiempo cada bocado, haciendo de vez en cuando algunas respiraciones profundas, pero sobre todo concentrándose en la alimentación y dando gracias al Cielo por toda esta riqueza, se debe a que estos ejercicios en apariencia tan insignificantes, son los mejores para adquirir el verdadero dominio de si mismo. El control de estas pequeñas cosas les dará la posibilidad de dominar cosas mayores. Cuando veo a alguien que es negligente y torpe en las pequeñas cosas, es fácil para mi saber no solamente en qué desorden vivió en el pasado, sino también cómo van a reflejarse negativamente todas sus deficiencias en su porvenir. Porque todo está relacionado.

Así pues, ¿quieren desarrollar vuestro intelecto? Pues bien, tienen ocasión de hacerlo cada vez que utilizan los objetos que están encima de la mesa. Intenten tomarlos y dejarlos sin que tropiecen, sin mover de sitio nada de al lado: éste es un buen ejercicio de atención y de previsión. Cuando oigo el ruido que hacen las personas con los cubiertos, o cómo los dejan caer, ya conozco los defectos de su inteligencia, y aunque estén diplomados en varias universidades, sé que tienen aún grandes lagunas intelectuales. Efectivamente, ¿para qué les sirven los diplomas si no saben calcular las distancias?

Cuando alguien es torpe durante las comidas, es un signo de que cometerá grandes errores también otras áreas de su vida. Indica que les falta una cierta atención interior, y se puede ver ya a pequeña escala lo que harán en ocasiones más importantes de la existencia: hablarán y actuarán sin atención, tropezando con los demás, molestándoles, y pasarán años reparando sus equivocaciones y sufriendo.

Cuando coman, recuerden también enviar al alimento vuestro amor, porque entonces se abrirá para darles todos sus tesoros. Miren las flores: cuando el sol las calienta se abren, y cuando desaparece se cierran. ¿Y el alimento? Si no lo aman no les dará casi nada, se cerrará; pero si lo aman, si lo comen con amor se abrirá, exhalará su perfume y os dará todas sus partículas etéricas. Están acostumbrados a comer automáticamente, sin amor, para llenar un vacio, pero intenten comer con amor y sentirán en ustedes un maravilloso estado mental.

(Continuará…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Leer más en…
El Yoga de la Nutrición, Izvor 204
Capítulo 2, «Hrani Yoga».
Hrani Yoga, Obras Completas, Vol. 16.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.