Prácticas – Encender la luz (Parte 1/5)

– Entenderemos a medida que avanzamos.

«No debemos buscar una prueba irrefutable de la inmortalidad del espíritu, de la vida después de la muerte, o de la existencia de seres invisible, antes de comenzar un camino espiritual. Podríamos esperar un largo tiempo – ¡nuestra vida completa, posiblemente! Y dado que no haremos nada mientras esperamos, dado que no las estaremos alimentando, nuestras más preciosas cualidades permanecerán dormidas.

Es como alguien que está en la oscuridad, y que no desea encender la luz hasta que se le explique como funciona toda la instalación eléctrica – desde la estación de poder hasta el interruptor. O como alguien que no se sube a un auto, hasta que desarmen el motor para él y le muestren la función y operación de cada pieza en detalle.

¿Cuando finalmente esas personas encenderán la luz, o se subirán al automóvil? ¿No sería más razonable que sencillamente presionaran el interruptor o se subieran? Entonces tendrían todo el tiempo del mundo para entender cómo funcionan esas cosas. Bien, es lo mismo con la vida espiritual. Debemos trabajar: entenderemos a medida que avanzamos

Muchas personas sienten hoy la necesidad de algunos métodos prácticos, que le ayudarán a crecer espiritualmente. En las miles de conferencias dadas por el Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov tenemos la fortuna de tener muchos ejercicios espirituales simples y efectivos.

Ligt stars

Algunos se refieren a nuestra vida cotidiana: Nutrición, respiración, armonía interior, salud, y nuestra relación con la naturaleza y otros seres humanos. Otros tocan cuestiones que son más directamente espirituales: meditación y oración, el desarrollo de nuestros centros psíquicos o chakras, el aura, el cuerpo de gloria, y así sucesivamente. Todos estos métodos surgen de ese inmenso cuerpo de conocimientos conocido como la Ciencia Iniciática, cuyo principal objetivo es «la llegada del Nuevo Cielo y la Nueva Tierra«.

«En el lenguaje de los iniciados, el lenguaje de los símbolos eternos, un «nuevo Cielo«, significa nuevas ideas, una nueva percepción y entendimiento, una nueva filosofía, y una «nueva tierra» significa un nuevo comportamiento, una nueva forma de hacer las cosas; en otras palabras, una nueva manera de pensar y una nueva manera de vivir.

 

Nuestras cabezas están en el cielo, y nuestros pies en la tierra. Nuestros pies siguen la guía de la cabeza, en tierras que ya ha explorado antes.».

Para llegar a una nueva forma de pensar y una nueva forma de vivir, el Maestro recomiendo concentrarse en sólo algunas prácticas – cuatro o cinco para comenzar – y realizarlas regularmente. Esta serie contiene dos prácticas del libro «La Nueva Tierra: Métodos, Ejercicios, Fórmulas y Oraciones».

(Continuará…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov
Obras Completas, Vol. 13, La Nueva Tierra: Métodos, Ejercicios, Fórmulas y Oraciones.

 

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.