Volviéndose un Iniciado: La transformación (Parte 5/7)

Transformación en un verdadero ser nuevo
Tras beber de ambos cálices, el neófito era llevado a un bello jardín, donde hombres y mujeres jóvenes danzaban, jugaban y se abrazaban.

pyramid 20

Sobre el pasto habían canastos llenos de fruta suculenta y jarras con vinos exquisitos, y él, hambriento y ardiendo de sed como estaba, debía resistir todas esas tentaciones.
pyramid 17

 

También debía resistir los encantos de encantadoras jóvenes, vestidas sólo con velos de gasa transparente, que le hacían señas mientras se inclinaban seductoramente sobre sus divanes. Si sucumbía a las tentaciones que representaban, estaría perdido y debería permanecer por siempre en el templo como un esclavo. Entonces esas mujeres furiosamente bellas le desnudaban y lo azotaban con bastones metálicos, mientras él luchaba por resistir el dolor y el llamado de sus deseos carnales.

pyramid 16

Al final, cuando había probado ser invencible, los sacerdotes usaban su conocimiento de los poderes mágicos de ciertos sonidos, para poner un fin a sus pruebas, y llevarlo a un estado de armonía donde se volvía consciente de la realidad del mundo divino.

¡Ahí está! Esto les dará alguna idea de las pruebas que los candidatos para la iniciación debían superar. Aquellos que pasaban sus pruebas exitosamente, salían del santuario vestidos en blanco, y precedidos por los sacerdotes en vestimentas ceremoniales. Una corona de mirto se ponía sobre sus cabezas, y en sus manos llevaban las palmas que simbolizaban la victoria. Mientras la procesión se movía por la ciudad, el público en las calles y en los balcones de las casas por las que pasaban, aclamaban a los nuevos iniciados por su nombre, e incluso el faraón enviaba regalos.

En realidad, las pruebas que acabo de describir, no eran más que los preliminares requeridos por todos los discípulos, antes que estuvieran capacitados para aspirar a los grados más altos de iniciación. La última prueba de todas era la experiencia de la muerte y resurrección. El candidato era llevado a un santuario donde se le ordenaba que se acostara en un sarcófago y, por medio del recitado de ciertas fórmulas, los sacerdotes le inducían en un estado de letargo parecido a la muerte.

astral-projection

Sus cuerpos etéricos y astrales dejaban su cuerpo físico, y eran libres de viajar a través del espacio, para contemplar las diferentes regiones del universo, y ver y entender las leyes que lo gobiernan. Y todo lo que veía era grabado en la memoria de su cuerpo etérico. Como siempre en tales circunstancias, existe el peligro de que el cordón uniendo los cuerpos sutiles al cuerpo físico se pudiera romper, los sacerdotes cuidaban al candidato mientras permanecía en ese estado por tres días y tres noches. Al final de ese tiempo, otras fórmulas eran usadas para traerle de vuelta a su cuerpo físico.

Esta última experiencia era una que el candidato nunca olvidaría, pues hacía un verdadero nuevo ser de él. En efecto, la experiencia de la muerte y la resurrección, aunque en una manera distinta, está en el corazón de la religión cristiana. Jesús dijo: “A menos que el grano de trigo caiga al suelo y muera, seguirá siendo un grano. Pero si muere, producirá mucho fruto.”

(Continuará…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov
Obras Completas, Vol. 30. Vida y Trabajo en la Escuela Divina.
Capítulo 8, El significado de la Iniciación.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.