El Sol, centro de nuestra vida interior

sun n flowers

En el siglo veintiuno, sabemos que el sol es el centro de nuestro sistema solar, y que los planetas, incluyendo la Tierra, giran alrededor de él, y sin embargo muchos de nosotros nos comportamos como si aún creyéramos que la Tierra es el centro del universo, y que nosotros, seres humanos, somos el centro de la creación. Este punta de vista egocéntrico (o como el Maestro dice, geocéntrico), es la causa de muchos problemas que enfrenta la humanidad: Al centrar nuestras vidas en los dictados de nuestra propia voluntad, o en deseos egoístas, instintivos, evitamos que nuestro sol interior, en otras palabras, nuestro espíritu o Yo Superior, gobierne nuestra vida de acuerdo con la armonía universal:

‘El sol es el centro del sistema solar, y los planetas se mueven armoniosamente en órbita a su alrededor: Es este movimiento armonioso de los planetas alrededor del sol, el que debe ser duplicado en nuestras propias células. Pero antes de que esto pueda ocurrir, debemos descubrir nuestro propio centro: el sol, Dios, el espíritu en nuestro interior. Cuando alcanzamos esto, cada partícula de nuestro ser se mueve al mismo ritmo que la Vida Universal, y la sensación y estados de conciencia que esto produce, son indeciblemente gloriosos.’.

Surya Yoga – Meditación con el sol

30 avril  sun rocher

El Maestro animaba a que se realizara esta forma de meditación, y le dio el nombre “Surya Yoga”, del Sánscrito “Yoga del Sol”, y es practicada en todos los centros de la Fraternidad, entre los equinoccios de Primavera y de Otoño. Explicaba que los rayos del sol y el “prana” que está presente en el aire al amanecer, eran capaces de renovarnos y transformarnos.

‘Cuando dejen sus casas para observar el amanecer cada mañana, díganse a ustedes mismos que están por encontrarse con un ser viviente, que toda la naturaleza a su alrededor está viva. El universo entero está habitado por un infinito número de criaturas, invisibles pero reales. Así que salúdenlas a todas, digan a esas entidades que viven en los cuatro elementos de la tierra, agua, aire y fuego, que las aman, que aprecian su trabajo, que están agradecidos por la limpia pureza de la mañana, por toda la vida despertando a su alrededor en ese momento.

Mientras se alejan para encontrarse con el amanecer, estén conscientes, tanto en su cabeza como en su corazón, de que están por observar, e incluso participar, en un evento universal de gran significancia. ¿Qué es mas bello, más esencial que el nacimiento de un nuevo día? Dirán quizás que la presencia de ustedes no cambiará nada: El día llegará estén o no ahí. Por supuesto, eso es verdad, pero es importante para ustedes, para ustedes mismos. Pues hay una correspondencia entre lo que ocurre en la naturaleza, y lo que ocurre al interior de su propio ser. Cuando saben cómo observar el amanecer, se darán cuenta de cuán importante es trabajar con las fuerzas del día, a fin de que esas fuerzas amanezcan en sus propias conciencias.‘.

sunrise 5

En la filosofía de Omraam Mikhaël Aïvanhov, el sol ha sido restaurado en su lugar central. Entrega una interpretación moderna, occidental, de una disciplina espiritual que ha sido practicada en la tradición Hindú desde el tiempo de los vedas: La contemplación del sol naciente.

Aunque la mayoría de nosotros busca el sol, aunque sea inconscientemente, cuando hacemos planes para nuestras vacaciones, o nos lamentamos por los días grises y nublados, generalmente no estamos conscientes de cuán vitalmente importante es el sol para nuestras vidas, para nuestra salud tanto psíquica como física, nuestras relaciones con otros e incluso nuestra evolución espiritual.

Además de ser esencial para nuestra salud física, el sol que vemos irradiando en el cielo, es también nuestra puerta de entrada al sol espiritual, el espíritu de Cristo en el cual el espíritu de todas las criaturas habita. Este sol interior, es también conocido en la tradición cabalística como el sephiroth Tipheret, la región de la belleza radiante y el esplendor, del amor divino, la sabiduría, y la verdad.

Uniendo al Yo humano y al Yo Divino
Los discípulos de la Fraternidad Blanca Universal practican el Surya Yoga tan a menudo como pueden, durante los meses de primavera y verano, levantándose temprano para observar el amanecer. Cuando contemplan el sol en actitud de reverencia y gratitud, pueden restaurar las conexiones entre su personalidad humana y su Yo divino:

‘Al amanecer, en la mañana, todo nuestro trabajo con el sol, nuestras meditaciones y oraciones, están orientadas a restaurar las comunicaciones, a construir puentes entre nuestra naturaleza inferior aquí, y nuestra naturaleza superior en el sol. Cuando el puente esté construido y las comunicaciones restauradas, estaremos una vez más unidos con ese Yo Superior que está con Dios en constante felicidad, deleite y libertad sin límites. Sí, parte de nosotros está con Dios en un estado de dicha indescriptible’.

Oma rocher meditation

Beneficios para la salud de la meditación a la salida del sol

Algunas personas preguntan por qué es importante meditar afuera, ¿por qué no pueden sencillamente meditar en la comodidad de su propia habitación? Hay muchas buenas razones, y la más básica es que el “prana” presente al amanecer, puede restaurar y mantener nuestra salud física:

‘El Prana es una fuerza viviente, el derrame de vitalidad desde el sol que respiramos en el aire y que absorbemos en cada célula de nuestro cuerpo. El prana es como un torrente puro, cayendo desde lo alto de las montañas, es agua cargada con todo tipo de alimento para los seres que nadan en ella, y también para los humanos y animales que viven en sus bancos. El prana es un torrente que fluye desde el sol y, mediante respiración y meditación, podemos obtener de él todos los beneficios que necesitamos.’.

 

Beneficios espirituales

Pero los beneficios de practicar la meditación al amanecer, están lejos de ser meramente físicos. Al enfocar nuestra atención en los primeros rayos del sol, mientras respiramos profundamente, alimentamos nuestros cuerpos sutiles, psíquicos y espirituales: podemos “comer fuego y beber luz”. De esta forma, no sólo rejuvenecemos nuestros cuerpos físico, sino que también nos volvemos interiormente más ricos, libres y felices. Nuestras relaciones con los otros mejoran, mientras nos volvemos mas considerados y generosos:

‘Aprendan a trabajar con la luz del sol, pues esta luz contiene todas las riquezas. Cuando comienzan a tomar posesión de estas riquezas, sentirán que sus relaciones con los otros seres humanos gradualmente mejora. ¿Por qué? Porque cuando se sienten ricos, se vuelven generosos. Pero por favor entiéndanme: Hablo de riquezas reales, aquella de los Maestros e Iniciados. Ellos viven en tal abundancia, tal plenitud, ¿cómo no podrían desear ayudar a otros y amarles? Cuando ven a alguien que no ama a los demás, que no muestra nobleza interna o generosidad, es porque es pobre y miserable. Y si no quieren caer en las mismas faltas, trabajen con los rayos del sol.’.

 

El Sol, imagen de la perfección
El sol brilla para todas las criaturas por igual, sean santos o criminales, todos reciben su luz, calor y vitalidad, ya estén agradecidos por estas bendiciones o no. En este sentido, se puede decir que el sol es una representación física de Dios, una expresión de la trinidad del amor, sabiduría y verdad. Nos ofrece una gloriosa imagen de la perfección, e inspiración para todos quienes se esfuerzan hacia un ideal espiritual.

Earth Event

La siguiente oración puede decirse a la salida del sol. Debemos pronunciarla con convicción interna, mientras nos enfocamos en los primeros rayos que aparecen sobre el horizonte, pues entonces es una poderosa fórmula mágica:

Oración al Amanecer

Como el sol se eleva sobre el mundo, ¡que así el Sol de la Verdad,
Libertad, Inmortalidad y Eternidad se eleve en mi Espíritu!
Como el sol se eleva sobre el mundo, ¡que así el Sol del Amor
y la Inmensidad se eleve en mi alma!
Como el sol se eleva sobre el mundo, ¡que así el Sol de la Inteligencia,
Luz y Sabiduría se eleve en mi mente!
Como el sol se eleva sobre el mundo, ¡que así el Sol de la gentileza,
bondad, alegría, felicidad y pureza se eleve en mi corazón!
Así como este sol luminoso, radiante, se eleva sobre el mundo ¡Que así el sol
de la fortaleza, poder, fuerza, energía dinámica y actividad, se eleve en mi voluntad.
Y así como este sol luminoso, radiante, viviente, se eleva sobre el mundo,
¡Que así el sol de la salud, vitalidad y vigor, se eleve en mi cuerpo!
Amén. Que así sea, por la Gloria de Dios.

Cómo prepararse para el amanecer:

‘Tengan cuidado de no comer demasiado, o de irse a la cama demasiado tarde la noche anterior, y eviten hacer cualquier cosa que les pueda dar problemas o atormentarles a la mañana siguiente. En otras palabras, hagan lo que sea que deba realizarse, de tal forma de sentirse libres, con una mente que esté clara como el cristal y con un corazón en paz, sin cabos sueltos que unir, nada de qué arrepentirse o reparar.

Entonces, en la mañana, descansados y en paz, pueden comenzar su meditación, lenta y gentilmente, sin concentrarse intensamente en el sol de forma demasiado abrupta. Partan por dar una ojeada a su interior, para ver si todos sus habitantes están en paz, y si están haciendo ruido o siendo alborotadores y rebeldes, traten de calmarlos y de restaurar el orden y el equilibrio, pues no se pueden proyectar hacia el sol, hasta que la paz y la armonía reinen en su interior.

Una vez que se encuentren en un estado de paz interna, pueden proyectar sus pensamientos hacia el sol e imaginarlo como un mundo habitado por las criaturas más perfectas, luminosas, que viven en inteligencia sublime y absoluto amor y pureza: Piensen que, ahí arriba, en el sol, existe un orden, una cultura, una civilización completa, en efecto, es perfección’.

Para una descripción exhaustiva de los métodos del Surya Yoga, y muchos puntos de partida muy inspiradores, para realizar meditaciones al amanecer, por favor lean los siguientes libros de Omraam Mikhaël Aïvanhov: