Armonía y Salud: La Armonía de las Esferas (Parte 2/7)

– «He escuchado la Música de las Esferas»

«Al elegir hablar sobre la armonía, me doy cuenta de lo difícil que les será entenderme, no a nivel intelectual, por supuesto, sino en profundidad, con todo vuestro ser. Porque no es un tema que preocupe particularmente a los seres humanos. Al contrario, su manera de vivir contribuye a arrastrarlos hacia ocupaciones y actividades muy alejadas de la armonía, sobre todo de la armonía tal como la conciben los Iniciados. Pero aún así, intenten escuchar con atención lo que tengo que decir.

Si de verdad les preocupa su propio perfeccionamiento, vuestra plenitud, vuestra victoria final, deben trabajar por la armonía. Esto es, deben intentar armonizar vuestro ser con todas las fuerzas del universo. Todo el poder del espiritualista reside, justamente, en su voluntad de ponerse en armonía con el cuerpo universal, en alcanzar la cima más alta, y llegar a vivir con la vida de Dios mismo.

A los dieciséis años fui separado de mi cuerpo y se permitió oír la Armonía de las Esferas. Nunca he conocido nada que iguale la intensidad y riqueza de las sensaciones que experimenté. Era tan hermoso y divino que tuve miedo; tuve miedo de este esplendor, ya que sentí que me disolvía y desaparecía en el espacio.

En este punto interrumpí la experiencia y regresé a la tierra. Ahora lo lamento, por supuesto, pero al menos, durante algunos segundos, lo experimenté, ví y oí como vibraba el universo entero. El cielo me dio el privilegio de esta experiencia para que pudiera vislumbrar en qué consiste la armonía celestial.

harmonie chakra

Pitágoras. Platón y muchos otros filósofos han hablado de esta armonía, pero me pregunto cuántos de entre ellos han podido, en verdad, vivirla. Y hoy el recuerdo de esta experiencia llena mi alma y es suficiente para mantener, sostener y alimentar toda mi vida espiritual.

Sí, es suficiente para saber cómo está construido el universo, cómo vibra en armonía, por la voluntad de esta Inteligencia Cósmica que ha otorgado un sonido, una voz a cada cosa, a cada ser.

Ha menudo he escuchado a las personas asombrarse de que a través de tantos años, todas mis conferencias presenten una unidad tan grande, que no haya habido nunca contradicciones en mis palabras, como si todo surgiera de una sola y única fuente central. Sí, y déjenme decirles que no se debe al hecho de haber leído muchos libros, el que pueda ver esta unidad tan claramente, sino al hecho de haber oído la Música de las Esferas…

(Continuará…)

Omraam Mikhaël Aïvanhov,
Izvor 225, Armonía y Salud

 

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.