La Conciencia: Como una pantalla de cine (Parte 1/3)

Lo que llamamos generalmente conciencia puede ser definido como un lugar en el que todos los representantes de nuestro organismo físico y de nuestro organismo psíquico han convenido en encontrarse. Es algo así como la Organización de las Naciones Unidas.

Podemos también compararla a una pantalla en la que se manifiesta todo lo que sucede en este mundo que es el ser humano. Según sea el grado de evolución del ser, la naturaleza y el número de estas inscripciones son, evidentemente, diferentes.

La conciencia puede estar limitada a unas pocas imágenes de nuestro subconsciente, pero también puede tener las dimensiones del universo. A veces también sucede que otra persona logra proyectar su voluntad y sus propios deseos en la pantalla de ustedes, y les empuja a realizar sus deseos sin que ni siquiera se den cuenta de ello: creen que actúan ustedes mismos, pero, en realidad, es otro quien, a distancia, les envía órdenes que ustedes ejecutan.

La importancia de conocer la Ciencia Iniciática

Es esencial, pues, que el ser humano esté instruido en la Ciencia iniciática para que llegue a hacerse dueño de su conciencia y no se deje influir por todas las fuerzas que le llegan del mundo entero, ni siquiera por aquellas fuerzas que provengan de su subconsciente.

En la mayoría de las personas, la conciencia no es más que una manifestación del inconciente. Todas sus tendencias hereditarias y animales luchan para salir a la superficie y proyectar su propia imagen en la pantalla de la conciencia. Por eso, cuando el discípulo comienza a adentrarse en el camino de la Iniciación, debe esperar encontrarse con sorpresas.

Quiere rezar, ser bueno, puro, pero, he aquí que otro deseo empieza a gritar dentro de él: «¡Ah, no, no!, ¡eso no!, ¡quiero otra cosa…! Y entonces, el pobre, a menudo capitula. Pero si, a pesar de todo, continúa luchando contra estos deseos inferiores, entonces consigue liberarse, independizarse y empezar paulatinamente a vivir en la supraconciencia. Entonces aparecen criaturas celestiales que le envían su ayuda y sus bendiciones, y de esta manera se siente amparado, iluminado; siente que su conciencia empieza a ensancharse, a despejarse.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pueden leer más, en este artículo sobre la relación entre nuestra Identidad y los «niveles de conciencia».

¿Quienes somos? – Nuestra Identidad

Nota de los Editores

Si observan la barra de categorías al final de esta página, al pinchar «Conciencia y Meditación», podrán encontrar otros artículos sobre el tema.
De todas maneras, los artículos que posteamos sólo arañan la superficie de la enseñanza del Maestro en estos temas tan importantes. Para una comprensión real, se aconseja leer los libros que contienen sus conferencias. Por ejemplo, los libros que se mencionan a continuación, dan un buen punto de partida sobre el tema de hoy – y están disponibles en Prosveta y también en Amazon para su descarga inmediata. (Y si bien en el link aparece en inglés, también hay versiones en español.).

Izvor 222, La Vida Psíquica: Elementos y Estructuras
Capítulo 11, La Conciencia

Obras Completas, vol. 17, Conócete a Ti mismo: Jnani Yoga – Parte 1
Capítulo 7. La Conciencia

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.