Nuestra aura es como una antena

– El aura tiene exactamente las mismas funciones que la piel

Todo lo que existe – sean seres humanos, animales, plantas e incluso las piedras en el suelo – está rodeado por su propia atmósfera sutil, fluídica, construida por las partículas y emanaciones que están constantemente entregando… es esta atmósfera la que constituye el aura. Una especie de halo que rodea a cada ser humano.

Sirve a varios propósitos importantes, y el primero de ellos es el de protección. Otra función de la piel, es de servir como órgano de intercambio… y finalmente, la piel funciona como órgano sensorial, que nos permite experimentar sensaciones de calor y frío, de contacto con otros cuerpos, dolor, y así sucesivamente, podemos desarrollar un paralelo entre la piel y el aura.

El aura tiene exactamente las mismas funciones que la piel. Es la piel del alma, que la rodea y protege; además es su órgano sensorial y, finalmente, es el medio de comunicación que le permite al alma recibir corrientes cósmicas fluyendo a través del espacio, y comunicarse y realizar intercambios con otros: …el aura puede ser comparada con la atmósfera de la tierra. ¿Quién podría decir cuántas veces la tierra ha escapado a la destrucción durante su viaje a través del espacio, gracias a la atmósfera?

Gracias a nuestra aura, por lo tanto, nos beneficiamos de una relación continua de intercambio recíproco con las fuerzas de la naturaleza. Las influencias cósmicas, planetarias y zodiacales fluyen incesantes a través del espacio hasta alcanzarnos, y dependiendo de la pureza y sensibilidad de nuestra aura, y de los colores que contiene, podemos capturar o fallar en capturar ciertas fuerzas específicas.

aura Jwo

Nuestra aura, por lo tanto, es como una antena, es un instrumento que detecta y recibe mensajes, ondas y fuerzas viniendo a nosotros desde lo largo y ancho del universo. Aunque distinguimos distintas funciones en el aura, en la práctica están estrechamente ligadas: sensibilidad, intercambio y protección, todo funciona al mismo tiempo.

Los factores que contribuyen a la calidad de nuestra aura son exactamente los mismos que aquellos que influyen en la calidad de nuestra piel. ¿Qué le da a la piel sus cualidades particulares? Las condiciones físicas y psíquicas del organismo de la persona. El ser humano hace su propia piel. Sí, la piel de una persona revela mucho sobre su dueño. El destino entero del ser humano depende de su piel, pues tiene una influencia determinante en sus relaciones con los otros seres humanos, y con el mundo en general.

Cada detalle de la piel tiene significado. Su consistencia (si es que es suave y flexible, dura, flácida o blanda), refleja vuestras cualidades y características esenciales: perseverancia, fuerza de voluntad y actividad, o fragilidad, pereza y persistencia en el error. Todo el destino de los seres humanos, todos sus triunfos y fracasos, están expresados en su piel…

Omraam Mikhaël Aivanhov
Izvor 219, Centros y cuerpos sutiles

La flor brillante en la imagen principal, fue producida utilizando la técnica de cámara Kirlian, y fue tomada por el fotógrafo estadounidense Robert Buelteman.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.