El Padrenuestro (Parte 4/4, Final)

Parte final de esta magnífica lectura sobre el Padrenuestro:

«…Pero refirámonos a la oración nuevamente, y veámosla en orden, partiendo de la cuarta línea: «DANOS HOY EL PAN DE CADA DÍA». Nuestro verdadero pan diario, la fuente inagotable de vida, es la luz fluyendo de Tiphereth, el sephirah regido por el sol, pues es desde el sol que recibimos alimento tanto físico como espiritual.

«PERDONA NUESTRAS DEUDAS ASI COMO NOSOTROS PERDONAMOS A NUESTROS DEUDORES» – Esta petición corresponde al sephirah Chesed, y cuando decimos estas palabras, estamos creando un vínculo con Chesed. Júpiter, el símbolo de la benevolencia y la generosidad, es el planeta que corresponde a Chesed. A fin de perdonar a otros debemos tener la completa seguridad, que encontramos en Júpiter, de que nadie puede robarnos nunca las riquezas que Dios tiene dispuestas para nosotros.

«NO NOS DEJES CAER EN TENTACIÓN, Y LÍBRANOS DEL MAL» – Este verso representa a Geburah con su planeta correspondiente, Marte. Fueron los ángeles de Geburah que sacaron a Adán y Eva del paraíso, luego de ser tentados por la serpiente, pues tienen la tarea especial de combatir el mal y la impureza de cualquier tipo. Cuando establecen un vínculo con Geburah, se vuelven más fuertes, más capaces de resistir el mal.

Ahora, si ven el diagrama, se pueden dar cuenta que estos sephiroth pueden agruparse en triángulos: el triángulo superior, formado por Kether, Chokmah y Binah, corresponden al mundo sublime de la EMANACIÓN, que la Cábala llama Atziluth.

Tree of Life big

Más abajo viene el triángulo invertido de Tiphereth, Chesed y Geburah, que corresponden al mundo de la CREACIÓN o Beriah. Y bajo esto, viene el triángulo formado por Iesod, Hod y Netzach, que corresponden al mundo de la FORMACIÓN, Yetsirah.

Finalmente está Malkuth, el cual, como he dicho, es una condensación de todos los otros sephiroth, y que corresponde al mundo de la REALIZACIÓN, Asiah. Malkuth es el reino, Iesod el poder, Hod la gloria y Netzach la eternidad.

Así que cuando dicen, «Porque tuyos son el reino, el poder y la gloria, por los siglos de los siglos», están creando un vínculo entre ustedes mismos y los últimos sephiroth del Árbol de la Vida.

¿Comienzan ahora, a tener una idea ligera del vasto ámbito de esta corta y aparentemente simple oración que Jesús nos regaló? Contiene el universo entero. ¡Que inmensas perspectivas abre ante nuestros ojos!

Y lo que les he dicho hoy, es sólo una fracción de toda su maravilla. Si piensan en ella, y meditan en ella, descubrirán mucho más por ustedes mismos. ¡Que la luz y la paz estén con ustedes!»

Omraam Mikhaël Aïvanhov, de una conferencia dada en el Bonfin en 1962.
Izvor 215,  El verdadero significado de la enseñanza de Cristo

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.